LA LAGUNA DE GREDOS

LA LAGUNA DE GREDOS

miércoles, 30 de septiembre de 2009

LAS HIJAS DEL PRESIDENTE

En la actualidad que se esta reclamando que la educación debe de ser impartida en el entorno familiar de manera muy especial por los padres, uno no puede menos de sentir cierto descontento y frustración viendo a las hijas del presidente Zapatero en la ya famosa foto con el presidente Obama. En ella se ve a dos niñas (muy desarrolladas por cierto) con un atuendo que parece haber salido de “ultratumba” siendo el hazme reír en todos los comentarios en radio y televisión. Con ello no quiero decir que estas niñas no estén bien educadas; pero si quiero decir que están muy mal vestidas y esto también es tarea de los padres, y si este presidente que nos ha tocado sufrir, nos esta todo el dia hablando de modernidad, además de educar muy bien a sus niñas (cosa que no dudo) también debe de vestirlas adecuadamente en consonancia con la edad y la epocota que nos ha todo vivir, y no de la manera que aparecen en la foto con el presidente americano, con un atuendo que parece de la edad media. Siento cierta tristeza al ver la cantidad de videos que hay colgados en Internet, ridiculizando a estas niñas que tan descuidadamente han puesto sus padres en el punto de mira de todo el mundo de manera especial de los jóvenes, los cuales se ensañan con ellas ridiculizándolas sin piedad. Siempre hemos sabido que Zapatero y su esposa, guardaban como oro en paño la intimidad de sus hijas, y que hasta ahora lo habían conseguido ya que no creo que haya ninguna foto publicada anteriormente a las ahora. Pero en esta ocasión han sido ellos mismos los que las han expuesto al publico y con una vestimenta un tanto extraña y ridícula, aunque después hayan querido ocultar esas fotos, sin conseguirlo pues si las niñas van en viaje oficial y se hacen una foto protocolaria lo lógico es que aparezcan el los medios de comunicación. Todos los presidentes democráticos que nos ha tocado vivir han tenido hijos y no han tenido ningún problema en que estos salieran en las fotografías más o menos oficiales. ¡¡Verdaderamente penoso!!

martes, 8 de septiembre de 2009

LOS ENCIERROS Y LAS CORRIDAS DE TOROS


Desde que conocí de cerca las corridas de toros siempre he sido y seguiré siendo un defensor entusiasta y decidido de esta fiesta, (hoy tan criticada por algunos) Es para mí, todo un espectáculo lleno de arte, cultura y belleza que tiene una tradición en España desde tiempos antiguos. Sin embargo y siendo esto así, no estoy para nada de acuerdo con los “encierros” tan de actualidad desgraciadamente por los percances sufridos por algunos de los corredores, no me gustan; creo que solo en este año han muerto siete corredores algunos de ellos poco mas que niños. Alguno de los llamados festejos me parecen horrorosos de tal manera que me deprimen por los abusos que llegan a sufrir los animales por parte del publico que participa en dichos festejos. Y me pregunto. ¿Donde están los defensores de los derechos de los animales en festejos como el toro de “fuego”, o el toro “embolao” y tantos y tantos festejos en los cuales se abusa del toro sin que pueda defenderse? En las corridas de toros se enfrenta un torero profesional con un toro y aunque suele haber percances, son los menos, por otra parte el toro se puede defender y pelea hasta morir dignamente. Las corridas de toros están regidas por un reglamento con unas normas estrictas que son obligadas cumplir. Para ser corredor en un encierro no hace falta nada mas que ser mayor de edad y sin ninguna preparación, y en muchas ocasiones los corredores o participantes, han consumido grandes cantidades de alcohol, y de todos es sabido que los toros no perdonan y tienen los cuernos afilados como el acero. Creo que hay que poner orden en este tipo de espectáculos en los cuales se arriesga la vida de muchos espontáneos que guiados por el entusiasmo llegan a creerse que los toros no tienen peligro. Desgraciadamente este ha sido un año que nos ha dado muchos disgustos con los encierros y lo que ha sido fiesta para unos ha sido dolor par otros.