LA LAGUNA DE GREDOS

LA LAGUNA DE GREDOS

sábado, 20 de marzo de 2010

EL LUJO DE LAS CACERIAS

La caza, desde que el mundo es mundo ha sido practicada por el hombre, ya en los años primitivos y por necesidad para alimentarse nuestros antepasados se las ingeniaban para capturar a sus presas utilizaban “trampas” y los medios mas rudimentarios. Muchos años después, ya en plena civilización, la caza ha estado y esta, reservada al las clases mas acauladadadas, siendo un deporte que practica la alta sociedad, desde los Reyes a los presidentes de Gobierno, aristócratas, ministros y personas muy acaudaladas. Este tipo de cacerías a las que me refiero, son aquellas en las que se caza en “ojeo” y de manera especial la Perdiz, también las Monterías de caza mayor, son cacerías de las llamadas de lujo, que igual que las de Perdiz, se cotizan, a unos precios elevadísimos los cuales como he comentado no están al alcance de todos. Después hay otro tipo de caza que es en el que se caza en “mano,” es decir andando y siendo acompañado el cazador por perros de caza, siendo este tipo de caza infinitamente mucho mas barato, por lo cual esta mas cerca de cualquier aficionado. El tema de la caza es tan amplio que existen muchas mas especies de cacerías que la Perdiz y la caza mayor, como es el paso de la Paloma Torcaz, la Tórtola, la Codorniz o el Urogallo, el conejo y la liebre. Sin embargo, siendo yo poco aficionado a la caza en general, debido a que durante muchos años estuve ligado a este mundo de la caza, he conocido y participado en todas estas modalidades y las conozco a la perfección. Todas tienen su encanto y son muy emocionantes, pero a mí la que más me gustaba, es aquella en la que se caza en mano, siendo el cazador acompañado por perros, que cuando están bien adiestrados son una gozada verles hacer la muestra y después cobrar la pieza abatida por el cazador. Todo cazador ha tenido al menos un gran perro, y yo no podía ser menos y también tuve el mío, este perro se llamaba “Jhoni” y no era una raza definida, mas bien era un cruce de Híspanel Bretón con Perdiguero de Burgos, para mi era una maravilla, especialmente en la caza de la codorniz, que como sabe todo cazador es una modalidad de lo mas tranquila, ya que la codorniz aguanta mucho hasta ser levantada por el perro, el cual hace unas muestras, espectaculares, en las que yo disfrutaba mas que cuando abatía la pieza, y después cuando “Jhoni” me traía la pieza batida, me hacia sentir como el cazador mas feliz del mundo. ¡¡Nunca olvidare a mi amigo “Jhoni”!

No hay comentarios: